La campaña navideña moviliza a cientos y cientos de camioneros. Todos ellos trabaja ara que no nos falte nada en la mesa, los hay que traen el marisco muy típico de estas fechas, se hacen cientos y cientos de kilómetros para que podamos degustar una gambas frescas o unas gulas de infarto. Todos ellos se preocupan mucho de que la carga llegue a su destino en la fecha prevista, para que la Navidad sea de nuestro agrado y gusto.

Los camioneros se exponen a los peligros de las carreteras a diario, ellos son los que nos traen los víveres de otras ciudades, los que llevan los productos de unos lugares a otros para que todos podamos disfrutarlos independientemente de donde vivamos. Estos camioneros se encargan mucho de sus vehículos ya que son su medio de vida, la mayoría lleva en el camión un repuesto camion de segunda mano por si alguno les falla, así si sufren alguna avería lo pueden reparar de inmediato y pueden seguir su camino sin mayor problema, están hechos de otra pasta los camioneros, da igual el clima, la zona o la hora, si hay que llevar una carga se lleva y ya, no se lo piensan, lo hacen, lo ejecutan y tras este viaje viene otro y otro y así se pasan la vida, viajando para que a los demás no nos falte de nada.

No solo son productos de alimentación o de primera necesidad lo que transportan los camioneros, Cuando compramos online un servicio de transporte nos hace llegar la compra a casa, sea lo que sea, una caja inmensa o un sobre pequeño, todo viene por el mismo camino, todo llega a su destino gracias a que los camioneros hacen muy bien su trabajo, muchos dicen que quien tienen un amigo tiene un tesoro, los camioneros dicen que quien tiene un camión tiene un tesoro y que verdad es.

Los camioneros no ven a sus familias tanto como quisieran, algunos pasan semanas de viaje, semanas sin estar con los suyos, en su hogar, semanas de soledad, semanas de silencio…aun así los camioneros o por lo menos la mayoría están encantados con su trabajo, les gusta conducir, les gusta pasar horas y horas al volante y por eso eligieron esa profesión, hicieron de su gusto su modo de vida y están contentos con lo que han elegido, así son felices.