Red 3

Tu red de informacion

Deportes

QUIERO PONERME EN FORMA: ¿QUÉ DEPORTE ELEGIR?

Muchas personas se encuentran en la situación de que deciden comenzar a practicar algo de deporte y dejar de llevar una vida sedentaria, pasando del ordenador al sofá y viceversa.

Los motivos pueden ser muy variados: desde simplemente el deseo de perder peso, pasando por el deseo de mejorar la forma física o incluso por recomendación médica, si las pruebas indican que parámetros como el colesterol o el azúcar ya están demasiado altos.

En realidad, no importa el motivo. La cuestión es que hemos decidido comenzar a practicar y no somos especialmente buenos en ninguno de ellos, por lo que se nos plantea la cuestión: ¿qué deporte debería practicar?

A continuación te damos algunas ideas para empezar que pueden ayudarte a ponerte en marcha. Lee las diferentes opciones y escoge la tuya.

CAMINAR

Esta es la opción por la que todo el mundo debería comenzar si no has practicado deporte en tu vida.

Quizás te puede parecer poca cosa, pero no es así. Comienza por dar paseos poco a poco, cada vez más largos, y con el paso de los días incrementa la intensidad de la caminata, no sólo haciéndola más larga, sino más rápida.

Cuando lleves unas cuantas semanas, serás capaz de hacer a buen ritmo varios kilómetros. La forma de saber si has ido lo bastante rápido es que debes regresar a casa con la camiseta sudada y con necesidad de ir directo a la ducha. Nada de paseos como si estuvieras viendo escaparates, que no sirven para nada.

Siempre realiza esta primera actividad con un pulsómetro en la muñeca para medir tus pulsaciones. Así podrás ver cómo se mueve tu corazón con el ejercicio. Es una medida de seguridad necesaria. No necesitas gastarte mucho dinero, con un reloj completo como el Garmin Forerunner 235 tienes más que suficiente.

CORRER

Si has pasado por la primera fase o te sientes preparado, correr acelerará los beneficios en tu cuerpo.

Empieza poco a poco para evitar lesiones, incluso haciendo ratos a pie y otros corriendo. Alarga los intervalos en los que corres y disminuye los que caminas cada semana y lograrás completar un entrenamiento corriendo antes de lo que crees.

BICICLETA

Es otra buena opción, sobre todo si correr te resulta demasiado agresivo o tienes problemas en rodillas o tobillos.

La quema de calorías es mucho menor, por lo que necesitarás de que las sesiones de ejercicio sean más largas, pero es una buena práctica que además se suele realizar en compañía y resulta muy gratificante.

No se admiten más comentarios

Tema creado por Anders Norén

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies