Las personas disfrutan del  sol y algunos e incluso lo han adorado. La luz del solar es esencial para muchos seres vivos. Sin embargo la luz del sol también tiene un lado peligroso, ya que puede afectar notablemente la piel y más para aquellos de piel muy sensible.

La buena noticia es que usted puede tomar algunas medidas relativamente simples para proteger su cuerpo en contra del daño solar y así continuar disfrutando de los efectos del sol, para ello podemos contar con la ayuda de Heliocare

Nuestros cuerpos fueron diseñados para aprovechar al sol e inclusive nuestro cuerpo perfectamente alineados con el sol trabaja como una maquina perfectamente sincronizada, ya que, por ejemplo ayuda a mantener nuestros patrones de sueño por buen camino para que podamos permanecer  despierto durante el día y dormir profundamente por la noche.

La luz solar también ayuda a que la piel produzca vitamina D, que es necesaria para la función normal de los huesos y la salud, también podemos mencionar los siguientes aportes de la luz sola.

  • Activar la circulación.
  • Favorece en la síntesis de la vitamina D3.
  • Fortalece los huesos.
  • Reforzar el sistema inmunológico.
  • Entre otros.

Pero no todo es color de rosa, la exposición continua al sol puede causar daños significativos a nuestra piel, es por eso que debemos tomar algunas previsiones a la hora de tomar el sol, ya que podríamos padecer de algunas enfermedades en nuestra piel.

Foto Envejecimiento

El foto envejecimiento, es el envejecimiento o deterioro de la piel originado por la exposición excesiva a los rayos ultravioletas solares. La luz ultravioleta dañas las fibras de  colágeno y causa una producción excesiva de fibras de elastina anormales.

El mecanismo de defensa de la piel intenta mejorar esta situación, provocando la formación de fibras denominadas “cicatrices solares”, que generan arrugas y depresiones solares, que desde el punto de vista estético y cosmetológico suele causar depresiones en las personas.

Debemos tener en cuenta la protección diaria y continúa ante el sol, es por ello que debemos darle una ayuda a nuestra piel con cremas de fotoprotección solar que garanticen una protección prolongada y continúa de nuestra piel.

Normalmente protegemos nuestras manos, brazos y cara de la exposición solar y nos olvidamos de algunas partes de nuestro cuerpo, como lo son, los labios, l orejas y cuello que también son afectadas por la exposición del sol, pero los avances tecnológicos en dermatología, han pensado en todo y Heliocare te ayuda a proteger estas zonas olvidadas y ahora puedes usar protector solar en comprimidos que ayudan al cuidado de tu piel.

Ya conocemos los beneficios de tomar sol y sabemos los daños que pueden causar la exposición al sol, y lo más importante es que sabemos cómo protegernos del sol, por eso vive un día lleno de alegría y sin preocupaciones.